Juan Bosch – Miradas sobre nuestra América

miradas-de-nuestra-america-pagina

Libro compuesto por una recopilación de artículos de Juan Bosch sobre América latina. Publicado por el Ministerio de Cultura de Ecuador. En Quito, en 2013. El editor y compilador de los ensayos de Juan Bosch escribe el prólogo introductorio.

Prólogo del editor del libro:

JUAN BOSCH OTEANDO A NUESTRA AMÉRICA

Por Jorge Núñez Sánchez

Hay hombres que resumen en su vida las luchas y esperanzas de todo un pueblo. Uno de ellos fue el profesor Juan Bosch, notable
intelectual y político dominicano, que nació en La Vega, en 1909, y falleció en Santo Domingo, en 2001, después de una larga vida de combates por la democracia y contra las diferentes fuerzas opresivas que afectaban a nuestra América.
Para las gentes de mi generación, su nombre fue todo un símbolo de la dignidad nacional dominicana y latinoamericana, puesto que había liderado la lucha contra los males que azotaban a los pueblos del Caribe: las dictaduras, la marginalidad social y las intervenciones extranjeras. Nacido en una época marcada por la presencia omnipotente de tiranos y dictadores, su vida pública se inició precisamente denunciando a esas tiranías y luchando contra ellas. En su país se había instalado la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo a raíz de la ocupación militar norteamericana de 1916 a 1924 y como parte del nuevo sistema de dominación continental, en el que ocupaban lugar protagónico ciertos oficiales de las guardias nacionales formadas por los EE. UU. en cada país ocupado: era el caso de Trujillo, en su país, pero también el de Anastasio Somoza, en Nicaragua. Juan Bosch, como otros muchos dominicanos, se empeñó en la lucha contra esa dictadura “sangrienta y fecal”, para usar el calificativo creado para el género por el guatemalteco Luis Cardoza y Aragón. Ello lo llevó a la cárcel y después a un largo exilio de casi un cuarto de siglo, que marcó definitivamente su vida y le puso en el camino de la reflexión sobre la realidad pasada y presente de su pueblo y de los demás pueblos de América Latina. En esa circunstancia escribió en Chile, en 1955, su estremecedor libro Póker de espanto en el Caribe, en el que desnudaba a las brutales dictaduras de Trujillo, Somoza, Pérez Jiménez y Batista, impuestas conjuntamente por el poder norteamericano y las oligarquías locales, dentro de un plan continental de mantenimiento
del statu quo y el inmovilismo social. Para nuestro personaje, su principal interés estribó siempre en el
análisis denunciador de la tiranía que asolaba a su patria, como lo reflejan sus varios libros y múltiples artículos sobre Trujillo y el trujillismo escritos en esos años de ostracismo. Así nació, entre otras producciones, aquella obra titulada Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo, publicada en Caracas en 1959, mientras gobernaba Venezuela el doctor Rómulo Betancourt, principal abanderado de la oposición continental contra el trujillismo y a quien el tirano caribeño intentó asesinar mediante un audaz atentado, el 24 de junio de 1960.
Eso provocó, al fin, la reacción indignada de los gobiernos democráticos del continente, a la que se sumaron los Estados Unidos luego de la llegada de Kennedy al poder, en enero de 1961, por considerar
que la continuación política de Trujillo podía dar lugar al surgimiento de “otra Cuba”. En ese marco, un grupo de militares y civiles dominicanos vinculados a los EE. UU. ejecutó al “Generalísimo” el 30 de mayo de 1961, en busca de dar paso a una democratización formal del país y evitar un estallido revolucionario a la cubana. Con una mezcla de pragmatismo y cinismo, el presidente Kennedy había definido poco antes las posibles salidas a la situación dominicana, diciendo: “Hay tres posibilidades que son, en orden de preferencia: un régimen democrático honrado, una continuación del régimen
de Trujillo y un régimen castrista. Debemos apuntar a la primera posibilidad, pero realmente no podemos renunciar a la segunda, hasta que estemos seguros de que podemos evitar la tercera”.
En realidad, los EE. UU. buscaron desde el comienzo un “trujillismo sin Trujillo”. De ahí que toleraran de mala gana esas elecciones de diciembre de 1962, en las que triunfó Juan Bosch con un 60% de los votos, y que luego apoyaran a la torpe dictadura que puso fin, en septiembre de 1963, a ese ensayo democrático. Y, en fin, la descarada y brutal invasión militar que ejecutaron en 1965, cuando el pueblo reaccionó contra esa dictadura con la revolución popular del 24 de abril. […]

 

 

Lectura del libro online:

 

Descarga del libro en PDF:

Juan Bosch – Miradas sobre nuestra América